lunes, 9 de noviembre de 2009

DOCUMENTOS DEL BLOG Entrevista en "El Mundo" (2009)

Especulación en el mercado petrolero añade 15 dólares al precio del crudo

Periodista: Erika Hidalgo

La subida del barril obedece al crecimiento de la demanda en 2004 y a la incapacidad de cubrirla

Nuevos desarrollos estiman necesidades de cotizaciones de $75, $80 y hasta $115

El incremento de los precios del crudo no obedece a los fundamentos propios del mercado 

Esta es una de las pocas afirmaciones no tan temerarias en las que coinciden los analistas del entorno petrolero, cuando se introducen en el errático mundo de la formación de las cotizaciones de ese mercado

Para el analista petrolero y asesor del Banco Central de Venezuela, Carlos Mendoza Potellá, el valor monetario del crudo, de actuar exclusivamente las directrices del propio mercado, debiera girar en torno a 55 dólares el barril como techo

Mendoza señala que la actual cotización de 70 dólares está abultada en $15, producto de la especulación que se cierne sobre el mercado

El comportamiento de los precios durante el primer semestre del año está demostrando, a juicio del analista, que la crisis financiera fue solo coyuntural, y que la tesis de que las empresas transnacionales están presionando fuertemente el alza de este commoditie toma cada día más cuerpo. La teoría dice que las empresas petroleras no pueden dejar caer el precio del crudo, independientemente de la oferta y la demanda. Los intereses que están en juego en este negocio son de largo plazo, y requieren un diseño en el que, inclusive, se incorporen las posibles pérdidas.La declinación de los yacimientos de petróleo mantiene en alerta a estas compañías. Se está produciendo el declive definitivo de México, Noruega e Indonesia entre otros. Los crudos convencionales se están acabando, por lo que la desesperación los ha llevado a probar proyectos en las latitudes más insospechadas, como en el Polo Norte, en fondos marinos intrincados, como los lechos marinos de Angola y Nigeria.El costo no importa. Importa la posibilidad de encontrar un yacimiento y de explotarlo antes de que se produzca un nuevo ciclo de cotizaciones bajas. Importa montar la infraestructura para asegurar el negocio y la oferta en el mercado. Para Mendoza Potellá el balance oferta y demanda es de muy corto plazo. "Es un balance coyuntural de lo que pasa hoy, si el dólar se fortaleció, si hubo explosión en Nigeria, o si hay posibilidad de guerra entre países productores". Cualquiera de estos escenarios hace movilizaciones interdiarias que no reflejan los movimientos estratégicos generales del mercado.Tendencia de largo plazoLa tendencia de largo plazo priva en los análisis. El también profesor universitario, sostiene que el crudo que nutre hoy el mercado no es suficiente para la actual demanda. Y de no haber nuevos desarrollos no será suficiente inclusive si el consumo actual se mantuviese en el tiempo. Para que haya crudo disponible entre 2011 y 2015, independientemente de si crece el consumo o no, las inversiones deben hacerse hoy. Tales desembolsos para que sean posibles, dice Mendoza, requieren de una expectativa de crecimiento de los precios que mantengan un piso que permita llevar a cabo los planes.Analistas del entorno estiman que un nivel de precios base que dé luz verde a las inversiones petroleras gira en torno a 75 y 80 dólares el barril. La mayoría de los proyectos que descansan en papel lucen en extremo costosos, toda vez que los contados yacimientos disponibles acunan crudos pesados y extrapesados de entre 8 a 9 grados API. Inclusive se ha llegado a hablar de cotizaciones en el orden de 115 dólares el barril en muchos de los casos.Evitar el "boom"Cuando se produjo el boom de precios en 2004, el sector petrolero mundial venía de arrastrar dos décadas de desinversión "total". Durante ese período previo, los precios del crudo se mantuvieron por debajo de 30 dólares artificialmente. Inclusive, Mendoza recuerda que la misma Organización de Países Exportadores del Crudo (Opep) colaboró con el propósito pues puso un techo irreal. Cuando surgen China y la India como grandes consumidores, la oferta no estaba lista para enfrentar esa demanda. Desde 2004 comienza entonces la carrera ascendente de las cotizaciones. Surgen proyectos y estudios en materia petrolera para revertir la situación.Los precios del crudo no bajarán.El escenario no se percibe nada alentador para las naciones que compran la energía fósil. La curva de precios desde 2007 muestra que en efecto la crisis financiera global pareciera una coyuntura ya superada. El impulso de las cotizaciones se ha venido marcando desde marzo de este año cuando superó 45 dólares en todas las cestas de crudo. Dijo el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, a principios de 2008 con el ímpetu que lo caracteriza "el petróleo caro llegó para quedarse". Al parecer, no se equivocó.
Publicar un comentario