martes, 26 de enero de 2010

APUNTES PETROLEROS - 1995

Los Costos en la Industria Petrolera Venezolana:
Al gusto del consumidor

Carlos Mendoza Pottellá
1995

Cuando se intenta un análisis de los costos en la industria petrolera venezolana con la información disponible en las publicaciones oficiales, lo primero que se constata es que no hay un criterio uniforme para su registro y que se realizan presentaciones al gusto del consumidor:

Hay costos de producción que demuestran que tenemos un industria petrolera muy eficiente y capaz de competir con cualquiera por los bajos niveles relativos de este indicador. Este es el caso de la información registrada en el PODE 1994, según la cual, para este último año tales costos (1.347 MM$) son inferiores a los 1.382 MM$ de 1984. Si tomamos en cuenta que la producción se ha elevado de manera considerable en esta década, al pasar de 660 millones de barriles en el 84 a 903 millones en el 94, la disminución es mayor aún en términos unitarios, al pasar de 2,09 dólares el barril a 1,50 $/bl. en ese mismo lapso. La sola mención de estos ínfimos niveles de costos, equiparables a los vigentes en el Medio Oriente, hablan de la irrealidad de tales cifras.


En la misma fuente (PODE 94) los costos operativos totales, que incluyen el resto de las actividades de la industria a nivel nacional mantienen una impresionante horizontalidad, al pasar, en diez años, de 2.540 millones de dólares en 1984 a 2.685 en el 94.


A la hora de declarar impuestos, sin embargo, los costos operativos muestran un comportamiento diametralmente opuesto y es así como en las declaraciones a OCEPRE para fines presupuestarios -e impositivos, desde luego- los costos se duplican con holgura en siete años, al pasar de 3.165 millones de dólares en 1987 a 6.592 millones en 1994. Esta última cifra de OCEPRE supera a la registrada por el MEM para el mismo rubro en casi 4.000 millones de dólares. Sería interesante encontrar las razones de esta diferencia ¿De que naturaleza son estos costos operativos que pueden registrarse con cifras tan dispares?


Las cosas se complican, o tal vez se aclaran, cuando revisamos las cifras aportadas por el Informe Anual de PDVSA, las cuales se refieren al conjunto de las actividades de la casa matriz. Entre 1987 y 1989, podemos observar que, aunque ligeramente superiores, son cifras comparables a las declaradas a OCEPRE, dado un salto descomunal a partir de 1990 por la inclusión de los costos incurridos en las actividades de internacionalización. Y es así como se llegan a registrar, para 1994, costos operativos de 14.676 millones de dólares, doce mil millones más que lo registrado por el PODE para las actividades petroleras internas y ocho mil millones más que lo declarado a OCEPRE para el conjunto de los costos -petroleros y no petroleros- incurridos a nivel nacional.


La última de estas diferencias es, sin embargo, inferior a lo que debería ser, por lo que se sabe sobre los costos operativos incurridos en la internacionalización: entre 12 y 13 mil millones de dólares. ¿O es que en verdad las cifras de costos declaradas a OCEPRE están infladas y la diferencia que hay que considerar es la que se produce al comparar las cifras de PDVSA con las del MEM?


En fin, tomadas tal cual como son presentadas, estas magnitudes sólo sirven para realizar inferencias, interpolaciones y suposiciones sobre las cuales no tenemos ninguna seguridad, por cuanto no se informa de los criterios con los cuales la única fuente de tales informaciones, que es PDVSA, las elabora y suministra.
Publicar un comentario