viernes, 15 de enero de 2010

DOCUMENTOS DEL BLOG Entrevista en "Panorama", 2003

"Ningún gobierno puede aceptar una guardia pretoriana en Pdvsa"


El ex director de Pdvsa cree que existe un 'poder petrolero' constituido por ex presidentes de la estatal que diseñaron el "golpe petrolero". Considera que los gerentes, por ser hombres de confianza, no deben sindicalizarse.

Afirma que la calificación de "saboteadores" ha sido ligera.


Orángel Márquez

Isaura Rodríguez



Carlos Mendoza Potellá, nombrado embajador de Venezuela en Rusia y director de Pdvsa durante el breve periodo de la junta directiva presidida por Gastón Parra Luzardo justificó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de ordenar a los empleados de la estatal Petróleos de Venezuela retornar a sus labores.

Al expresar sus opiniones a PANORAMA acerca de la situación actual, dijo que los gerentes de la empresa han conformado una "casta de fascistas".

- ¿Cuál cree que fue la intención de haber publicado que existía una junta paralela en Pdvsa de la que usted era miembro?


Eso fue una provocación. Nos pusieron el estigma de talibanes. Había interés de descalificarnos, de ponernos en la condición de interventores, de abusadores, de los que se meten donde no deben, de que los hacen lo que no saben. Eso es chantajismo, igual al del hombre que te pone un cuchillo en la garganta y dice que si te mueves, morirás. Ellos paralizan un buque y el culpable de lo que pueda suceder es el gobierno.

- ¿Cómo observa que los gerentes rebeldes quieren participar en la mesa de negociación y acuerdos?

Ellos se creen el poder omnímodo de Venezuela. Ellos se llamaban meritocracia por oposición a la corrupción política de la cuarta república. Montaron un barrera para no permitir el ingreso de los que tenían carnets blancos o verdes, pero ahora descubren que la oposición está llena de adecos y copeyanos y entonces dicen que quieren un gobierno de ellos para imponer un programa racista y fascista.

- Miembros del MVR proponen que en el Código Penal se incluyan sanciones para quienes atenten contra Pdvsa, ¿cómo ve eso?

- Debería existir, porque Pdvsa es una empresa básica del país. Lo que está sucediendo no debe volver a ocurrir bajo ningún régimen. Estoy seguro que otro gobierno impedirá que esto vuelva a suceder. No es posible que una gerencia alzada de una empresa pretenda imponerle al país condiciones. Ellos no son la gente del petróleo, la gente del petróleo somos los 24 millones de venezolanos.

- ¿Quiénes cree usted que diseñaron el plan de saboteo como lo ha calificado el gobierno?

- Lo de la junta directiva paralela y lo de Pérez Issa eran excusas para provocar a la gente. Después del golpe de abril se inició un periodo de paz petrolera, porque muchos de ellos fueron ascendidos y les pagaron los bonos, pero esa paz duró hasta que los convencieron de que la intención del gobierno era liquidarlos.

- Usted dijo en una entrevista anterior que ex presidentes de Pdvsa buscan anular al sector nacionalista, ¿por qué cree eso?.

- Nosotros vamos a quedar marcados con el estigma de chavistas. Estamos marcados porque el chavismo es nacionalista, de defensa del petróleo, mientras ellos buscan garantizar que pueden hacer la privatización de la industria petrolera, en nombre de la modernidad, de la atracción del capital internacional.

- ¿Qué responsabilidad cree usted que tiene Estados Unidos en esta situación?

- Estados Unidos simpatiza con esta gente, aunque quiere que salga Chávez, pero por vía electoral.

- ¿Quiénes tienen negocios antinacionales?

- José Toro Hardy, Humberto Calderón Berti, Luis Giusti, quien es el capo máximo y Alberto Quirós Corradi, el teórico de la privatización de Pdvsa. En nombre del antiestatismo quieren privatizar la industria.

- Humberto Calderón Berti denunció el interés de vender Citgo, ¿cree usted que el Gobierno tenga esa intención?

- No hay interés en vender Citgo, lo que hay es la intención en eliminar la condición de Citgo como sumidero de recursos del país, porque el peor negocio que se ha hecho es la internacionalización. En nombre de tener un mercado garantizado se le dan descuentos de tres y cuatro dólares a Citgo, para que puede demostrar que tiene ganancias. Citgo no puede ser vendida porque los convenios a largo plazo nos tienen amarrados. Ese fue el mejor negocio del poder petrolero, sencillamente porque las instalaciones de la internacionalización percibieron ingresos en el 2001 de 26 mil millones de dólares, pero las ganancias sólo fueron de 638 millones.

- ¿Quiénes conforman ese poder petrolero, porque usted parece referirse a él como si fuera otro poder público?

- Es un poder privatizante y en él están la Shell, ExxonMobil, Luis Giusti, Quirós Corradi, Sosa Pietri. Ese poder petrolero está utilizando a Juan Fernández y a esos muchachos. Los gerentes están siendo utilizados por el poder petrolero, constituido por los caimacanes que diseñaron el golpe petrolero.

- Cuando Rodríguez Araque asumió la presidencia de Pdvsa anunció que se realizaría una evaluación cuyos resultados se presentarían este mes. ¿Durante la gestión de Parra Luzardo fue propuesta esa auditoría?.

- La versión de Sosa Pietri de vender más barriles aunque sea a dos dólares es una falacia. Cuando los precios estaban cayendo, Luis Giusti dijo que compensarían el efecto con más producción, eso es echarle más gasolina al fuego para apagarlo. Dos millones se favorecerían por la política expansiva, pero no los otros 22 millones que viven del presupuesto público.

- ¿Cuánto se han elevado los costos de producción desde la nacionalización hasta la fecha?

- De 7.000 a 35.000 millones de dólares en el 2001, ahí están incluidos los costos de la internacionalización. El problema en sí no es la producción de petróleo, sino el conjunto de negocios inviables. Por la vía de los contratos, tercerización y asociaciones se ha provocado un derrame de costos.

- ¿Cuántos gerentes cree que sobran en Pdvsa?

- En Caracas hay 4.000 gerentes. La nómina mayor está compuesta por 17.000 empleados. Los de la nómina contractual son menos de la mitad del total del personal de Pdvsa.

- ¿Cómo ve la actuación de Unapetrol y Gente del Petróleo?

- Hay que preguntarle a la Shell y ExxonMobil si permitirán que sus gerentes se sindicalicen. Los obreros y técnicos tienen derecho a sindicalizarle, pero no los gerentes, si representan al dueño. Se supone que son hombres de confianza y deben hacer cumplir la política del propietario. Tienen sueldos y privilegios por su condición, pero están traicionando la confianza que pusieron en sus manos.

- Chávez mencionó que de ser necesario sería despedido 80% del personal de Pdvsa ¿cómo ve ese anuncio?

- Si la gente no quiere trabajar habrá que ver que se hace. No se puede aceptar que paralicen a la industria petrolera, que hayan chantajistas dentro. Otro gobierno no aceptaría esto, por ejemplo sale Chávez y viene Salas Römer, si al otro día no les gusta a la gente del petróleo, entonces inmediatamente van a pedir su salida. Ningún gobierno puede aceptar la existencia de una guardia pretoriana en Pdvsa que es la que pone y quita Césares.

- ¿Cree que los empleados han sido más subversivos que saboteadores?

-Han sido más terroristas que subversivos. Una casta de fascistas chantajistas no puede imponer el destino de este país. Si ellos se salen con las suyas, van a imponer el destino de este país por siglos.

- ¿La calificación que les ha dado el gobierno ha sido ligera?

- Ha sido ligera. Ellos son tan terroristas como quien amenaza a alguien con un cañón.

- ¿Cómo evalúa la actitud del gobierno en vista de que hasta ahora se han anunciado más de 100 despedidos?

- El gobierno ha actuado con prudencia. El colectivo está bombardeado por la prédica de la oposición.


PERFIL

Economista con maestría en Economía y Administración de Hidrocarburos de la
Universidad Central de Venezuela.
Profesor asociado (jubilado) de la UCV donde dictó clases de Economía y
Petróleo durante 28 años. Fue miembro del equipo de investigación, docente y
Director del postgrado en Economía e Hidrocarburos;
Profesor temporal de la cátedra Economía Política IV.Docente de Economía y
Política Petrolera y Minera. Coordinador del área de postgrados en Ciencias
Económicas y Jefe de la Cátedra de Políticas Económicas de la Escuela de
Economía de la UCV.
Autor de más de 23 publicaciones y trabajos de investigación en materia
petrolera, incluidos un par de libros.
Desde octubre de 2000 hasta febrero de 2002 se desempeñó como embajador de
Venezuela en Arabia Saudita y embajador concurrente en Bahrein y Omán.
Designado director de Petróleos de Venezuela durante el periodo
febrero-abril de 2002.
Último nombramiento: embajador en Rusia.



Publicar un comentario