sábado, 24 de diciembre de 2011

PETROLEO VENEZOLANO EN CIFRAS

PETROLEO  VENEZOLANO EN CIFRAS
Y GRÁFICAS

Una colección de datos oficiales, nacionales e internacionales para el estudio y la reflexión 























Inserto a partir de aquí una muestra de la 
planificación petrolera de "pajaritos preñados": 
metas imposibles de cumplir que se repiten año tras año con contumacia desde el 2005 hasta el 2016































































miércoles, 14 de diciembre de 2011

A propósito de las Jornadas Petroleras de la Escuela de Sociología de la UCV

Retomando una vieja discusión no resuelta

El pasado 6 de diciembre me correspondió participar en las Jornadas Petroleras de la Escuela de Sociología de la UCV. Al agradecer la invitación me referí a las palabras introductorias de los organizadores del evento, en las cuales hacían aclaratorias sobre el por qué una Escuela de Sociología promueve unas jornadas petroleras. Y precisamente me referí a ese chantaje al que nos somete la mitología tecnocrática que limita los temas petroleros a los círculos de supuestos "expertos" y desdibujan los aspectos socioeconómicos.


En particular, me referí a mi alma mater particular, la Escuela de Economía de la UCV, que desde 1989, en medio del huracán neoliberal promovido por el "consenso de Washington" eliminó de su pensum de estudios la materia Economía y Política Petrolera y Minera, tal como lo hicieran, simultáneamente, todas las escuelas economía del país. Destaqué entonces que hace 23 años los economistas venezolanos, son víctimas de esa promoción de la ignorancia en una materia que es vital para comprender la economía venezolana.


En ese sentido hablé de una deuda histórica, de las universidades nacionales con los estudios de economía, legislación y sociología petroleras.


Lamentablemente, eso fue titulado en un diario como "La UCV tiene una deuda histórica con el país" incorporándome sin mi consentimiento en un debate de extremos a los cuales soy ajeno.


Por todo lo anterior, para poner en el justo contexto mis palabras en las Jornadas de la Escuela de Sociología, creo pertinente traer a colación mi agónica apelación ante el Consejo de la Escuela de Economía de la UCV, en octubre de 1987, la cual fue descartada, sin más, por haber sido presentada "fuera del lapso establecido para ello", tal como esgrimiera en ese Consejo, cual Tribunal Supremo, una destacada integrante del mismo.

 
Caracas, 26 de octubre de 1987


Profesor
Andrés Santeliz
y demás miembros del Consejo de Escuela,
Escuela de Economía

Tengo el gusto de consignar ante Ustedes mi opinión sobre ciertos aspectos del proceso de modificación del Plan de Estudios que se viene adelantando en nuestra Escuela.

Espero que reciban esta opinión como un aporte al éxito de un proceso que Uds. tienen el mérito de haber revivido después de tantos aplazamientos. Agradeciendo de antemano la consideración que se dignen prestar a la presente, me suscribo de Uds.,

Atentamente,

Profesor Carlos Mendoza Pottellá


EN TORNO AL PROCESO DE DISCUSIÓN
DEL NUEVO PLAN DE ESTUDIOS
DE LA ESCUELA DE ECONOMÍA DE LA UCV



En muchos aspectos es encomiable la actividad que han venido desarrollando los miembros de la Comisión de Revisión del Plan de Estudios. El proyecto presentado a la consideración del colectivo
de la Escuela se orienta hacia el logro de objetivos de consensual aceptación: profundización de la formación teórica y mejor dominio del instrumental cuantitativo específico.

Tales objetivos hacen obvia la necesidad de sacrificar asignaturas sectoriales, consideradas como de pre-especialización en el pensum vigente. Sin embargo, en la ejecución de un propósito que a todos nos anima, se han cometido, a mi manera de ver, excesos que no dejan de tener cierto sesgo ideológico, lógica y legítimamente vinculado a las concepciones particulares de los proyectistas.

Así, nos encontramos que de un pensum fincado en la aprehensión de los rasgos estructurales de la realidad circundante, pero con una insuficiente dedicación al estudio de los fundamentos teóricos del análisis, pasaremos, en una típica reacción pendular, a otro en el cual, si bien se abre cauce a la formación teórica básica, se desdibuja y minimiza la importancia de las características específicas de nuestra realidad nacional, latinoamericana y tercermundista, desapareciendo en la práctica como problema teórico.

De hecho, yendo más allá del proyecto, por lo que se trasluce de las alternativas de la discusión en sí misma, temas como subdesarrollo y dependencia se han convertido en anatema, sinónimos de atraso teórico, de persistencia en esquemas envejecidos y resistencia a la modernidad. Sinceramente, y a riesgo de que se me ubique den las filas de los atrasados, considero que, mal que les pese a nuestros “modernistas”, la realidad es terca y se resiste a la aplicación de fórmulas importadas, ajenas a su contexto histórico y político. Pruebas de ello las encontramos diariamente en el reiterado fracaso de las políticas económicas de distinto signo que emprenden los modernos y muy calificados equipos económicos oficiales.

Considerar al subdesarrollo y a la dependencia como temas obsoletos a la hora de estudiar los problemas reales y teóricos de nuestra economía equivale a que nuestros galenos, en nombre de los transplantes cardíacos, el SIDA y la bio-tecnología, abandonen el estudio de la medicina tropical, de la leishmaniasis, el mal de Chagas, la gastroenteritis y la sarna. Desde luego que no son enfermedades elegantes ni de obligatoria discusión en los foros médicos internacionales, pero… son “nuestras” enfermedades. Por más que nos gusten las cuatro estaciones, con todo y Vivaldi, no podemos dejar de lado el hecho incontrastable de que nosotros solo podemos tener una temporada seca y otra lluviosa.

Todo lo anterior se relaciona con el tratamiento que en el proyecto se le da al análisis de nuestra realidad y especificidad, a todo aquello que nos diferencia y nos hace un caso difícil, sino imposible de tratar, cuando se usa, sin ninguna adaptación, el instrumental teórico puro y aséptico que nos viene de las mecas académicas contemporáneas. Lo he traído a colación de manera particular para discutir la exclusión de la asignatura Economía y Política Petrolera y Minera del nuevo Plan de Estudios.

Nuestros proyectistas sostienen que si los miembros de la mencionada Cátedra quieren “defender” la pertinencia y necesidad de esa materia dentro de los estudios de economía en Venezuela, “deben demostrar” ante quienes tienen, al parecer, el poder de incluir o excluir materias, las razones por las cuales consideran que la economía petrolera tiene rango y especificidad suficientes para ser tomada en cuenta como  una materia separada y no como un tema dentro de la proyectada asignatura “Problemas económicos de Venezuela”.

Debo decir, en primer lugar, que el problema en discusión es de una entidad teórica tal, que no puede limitarse a la defensa de una parcela de intereses académicos y en ningún caso, depender de que una Cátedra asista o no a las reuniones, defienda o no su “comedero”. Ello equivale a reducir el debate a una infinita subalternidad y remitirlo a los envilecidos canales “democráticos”: aprobado por mayoría, como en cualquier colegio electoral, con todo y votos cuadrados.

En segundo lugar, fuera de hacer mención al carácter petrolero de nuestra sociedad en su conjunto, condición que algunos quieren olvidar y otros tapar con un solo dedo, me niego definitivamente a hacer tal demostración, simplemente porque considero que de nada vale la más elocuente de las exposiciones ante quienes tienen tal capacidad para cerrar ojos y oídos ante la aplastante realidad cotidiana.

CMP/26/10/87


En una anterior entrada de este blog hice referencia a otra oportunidad en la cual retomé mi condena a la eliminación de la materia petrolera. Para entonces, en 1996,  me tocó constatar las consecuencias de esta promoción de la ignorancia petrolera. A mediados de ese año, en plena euforia aperturista y neoliberal, me topé con la inconciencia estudiantil que programaba foros para discutir la mejor manera de privatizar a PDVSA.

En el siguiente enlace se encontrará la entrada titulada 

¿Economía y Política Petrolera en la Escuela de Economía de la UCV? ¿Para qué?

http://petroleovenezolano.blogspot.com/2010/07/ecomia-y-politica-petrolera-en-la.html





lunes, 14 de noviembre de 2011

BANCO CENTRAL DE VENEZUELA: COLECCIÓN VENEZUELA Y SU PETRÓLEO


EL BCV RESCATA
TEXTOS FUNDAMENTALES





NOTA EDITORIAL


El Banco Central de Venezuela presenta la Colección Venezuela y su Petróleo
como un aporte al rescate de textos en los cuales ha quedado plasmada la lucha de la nación venezolana por la soberanía sobre sus recursos de hidrocarburos.


Ese combate, librado en la mayoría de las oportunidades en condiciones de inferioridad frente a los carteles petroleros internacionales, fue registrado por cronistas e investigadores en obras que, durante décadas, constituyeron las fuentes bibliográficas para la docencia en las universidades nacionales.


Sin embargo, desde mediados de los años ochenta del siglo pasado, por la imposición de los dogmas del libre mercado y la aceptación acrítica de la globalización impulsada por el Consenso de Washington, el estudio de la política, legislación, sociología y economía de los hidrocarburos fue minimizado y, en algunos casos, extirpado de los respectivos programas de cada una de esas carreras en casi todas las universidades del país. El enfoque de estos temas se redujo a lo estrictamente administrativo-técnico y a la información corporativa orientada a la justificación de las políticas de privatización y apertura incondicional al capital petrolero internacional.


Por ello, se puede afirmar, sin duda, que la mayoría de los profesionales de las
ciencias sociales egresados en los últimos 30 años de las universidades venezolanas han recibido una muy reducida información sobre la historia y fundamentos de las políticas públicas en materia de hidrocarburos.


En el contexto de la profunda crisis económica y social que se vive en el mundo y el consecuente derrumbe de la mitología neoliberal, se renueva la vigencia del pensamiento económico nacionalista y se impone la revisión de sus fundamentos filosóficos e históricos. Tal es el propósito al que quiere contribuir esta colección.

 





viernes, 28 de octubre de 2011

NACIONALISMO PETROLERO MEXICANO


Nos complace dedicar esta entrada del blog a una expresión del nacionalismo petrolero mexicano, el Comité Nacional de Estudios de la Energía Sur, A.C., cuyos integrantes se identifican por sus declarados propósitos:

En defensa del patrimonio energético y la industria petrolera de México y por el respeto de los derechos y el desarrollo de los trabajadores de la energía.



Por cortesía de la distinguida colega Rosío Vargas Suárez transcribimos el enlace del CNEE-SUR, en el cual se incluyen diversos materiales sobre el mismo tema que informa este blog: el nacionalismo petrolero.

En especial, se destaca una versión descargable en PDF del libro REFORMA ENERGÉTICA Anticonstitucional, Privatizadora y Desnacionalizante, del cual la Profesora Vargas Suárez es coautora, junto a los académicos John Saxe-Fernández, Alfonso Hickman Sandoval, Jaime Cárdenas Gracia, O. Sarahí Ángeles Cornejo, Raúl Jiménez Vázquez, Víctor Rodríguez Padilla y Manuel Bartlett Díaz



Transcribimos la presentación de la Profesora Vargas Suárez:

Esta distribución de la versión PDF se hace con la plena autorización de los autores del libro referido, ya que nuestro único interés es que este conocimiento sirva como constancia documental y una arma para la lucha en defensa de la soberanía, el patrimonio y el menguado bienestar de los habitantes de México, que como bien calificó el periodista Alvaro Cepeda Neri de la Revista Contralínea, son nueve ensayos para el combate. Cabe aclarar que la edición impresa sólo constó de 1,000 ejemplares, mismos que se encuentran agotados.


PORTAL DEL COMITÉ NACIONAL DE ESTUDIOS DE LA ENERGÍA SUR, A.C.



Ya saben, recorren la página hacia abajo y en el márgen izquierdo encontrarán las portadas del libro volumenes I y II, ponen la flecha sobre cualquiera de ellas y le dan click con la parte izquierda del mouse.
 
http://www.cnee-sur.net/portal/index.php




jueves, 27 de octubre de 2011

FUENTES DEL DISCURSO: JUAN PABLO PÉREZ ALFONZO

¿PROFECÍAS CUMPLIDAS?

Como se ha referido en entradas anteriores, hemos reservado el título de FUENTES DE MERITO para reproducir materiales producidos por nuestros maestros, los cuales han servido de sustento de nuestras propias opiniones. En esta oportunidad lo hacemos con  la publicación realizada por la Revista del Banco Central de Venezuela en el número 2 de 2008, en su Suplemento, Biblioteca del Pensamiento Económico, dedicado a dos trabajos fundamentales de Juan Pablo Pérez Alfonzo.

El título de ese suplemento alude a la lamentable constatación de que los diagnósticos y las graves advertencias hechas por el autor, hace más de treinta años, no fueron escuchadas y hoy confontamos las previsibles circunstancias críticas. Así lo expresamos en la introducción de dicha edición, al comentar la paradoja de que se cumplan las profecías de alguien a quien molestaba el insidioso calificativo de profeta:





"... ése es el resultado, indigno de su obra y trayectoria, en un país ciego y sin memoria, que amargó a Pérez Alfonzo, incluso en vida, porque su diagnóstico de la terrible realidad socioeconómica del país y sus propuestas específicas fueron elaboradas para que se tomaran medidas urgentes para su remediación y no para que constatáramos, 30 años después, que sus peores predicciones se han cumplido y sus efectos perversos se hacen perdurables porque seguimos tropezando con las mismas piedras.

viernes, 30 de septiembre de 2011

ANALISIS CRÍTICO DE LA POLÍTICA PETROLERA VENEZOLANA HASTA 1985

Publicación de la
Editorial Académica Española


"De las concesiones a los contratos. Visión retrospectiva de la política petrolera venezolana" fue el título del trabajo presentado en 1986 para ascender en el escalafón docente en la Escuela de Economía de la UCV. Ese título alude a conceptos específicos de la realidad petrolera venezolana de ese tiempo. En esta reedición de la Editorial Académica Española, el título explica en modo más contemporáneo el contenido de la obra.
En tanto que reedición sin aclaratorias, es también manifestación de voluntad de refrendar en todas sus partes los análisis y conclusiones establecidas hace 25 años. Aunque aparecen por primera vez en su integridad original, estos planteamientos han constituido el fundamento a partir del cual he desarrollado mis trabajos posteriores, reproducidos parcialmente en este blog y cuyas carátulas aparecen en el margen derecho de la página.

CMP 30 deseptiembre de 2011




La versión original de esta Re-edición se encuentra en este mismo blog, con el siguiente enlace:




domingo, 25 de septiembre de 2011

LA DIVERGENTE EVOLUCIÓN DE LAS COTIZACIONES DE LOS MARCADORES EN EL MERCADO PETROLERO

En los dos últimos años se ha producido un cambio divergente en las posiciones respectivas de las cotizaciones de los crudos WTI y Brent, crudos de referencia en las fórmulas de precios de todos los crudos que se negocian en los mercados físicos y en los bursátiles de Nueva York, Londres, Chicago y Singapur, para citar sólo a los más importantes. Ello se expresa de manera consistente en el cambio de sentido de las primas o descuentos de uno respecto al otro.


Esta novedosa circunstancia nos ha llevado a revisar los fundamentos materiales y financieros de estas diferencias y su reciente evolución. Esto es de gran importancia para evaluar el nivel de acierto  e incidencia de estas referencias en la evolución de los precios de la cesta venezolana de crudo y productos y de la cesta OPEP.

CMP, Septiembre 2011

En primer lugar, los conceptos materiales básicos, elementales, en los cuales se fundamentan las diferencias entre los distintos tipos de hidrocarburos:

EL SUSTRATO NATURAL (FÍSICO QUIMICO) DE LAS DIFERENCIAS DE PRECIOS ENTRE LOS DIVERSOS CRUDOS

Densidad, Gravedad Específica, Grados API

Densidad: es la relación unitaria existente entre la masa de un cuerpo o una sustancia y su volumen, es decir, la masa contenida en cada unidad de volumen del mismo, por ejemplo gramos por mililitro o toneladas por metro cúbiico.

Gravedad Específica: es la relación existente entre la densidad absoluta de una sustancia y la densidad de una sustancia de referencia, donde esta última para el caso de los líquidos es el agua y para los gases es el aire.

Por convención, el peso de un litro de agua a 60° F es a su vez la definición de un kilo. La gravedad específica entonces es 1.

A la presión normalizada de 101 325 Pa (1 atmósfera), el agua líquida tiene una densidad máxima 999,974 9 kg·m-3 a los 3,983 035 °C.”

 Es decir un metro cúbico  de agua es aproximadamente una tonelada.


Gravedad API: Expresa la relación correspondiente de peso específico de los crudos con respecto al agua. La escala de grados (°API )  fue diseñada por el American Petroleum Institute como lectura inversa de la gravedad específica de los crudos: a mayor peso específico menor gravedad API.

La gravedad específica del agua es 1 y  es equivalente, por diseño de la fórmula, a 10° API.

Los crudos se clasifican, según la gravedad API, por la siguiente escala:

Extrapesados < 9,9
Pesados 10 - 21.9
Medianos 22,0 - 29,9
Livianos 30 – 39,9
Condensados > 40

Se puede observar que sólo los crudos extrapesados son más densos que el agua.
La fórmula para obtener los Grados API a partir de la gravedad específica es la siguiente:

°API (a 60°F) =  (141,5/Gravedad Específica) - 131,5

°API del agua = (141,5/1) – 131,5 = 10° API

Gravedad Específica a 60 °F =   141,5/(Gravedad API + 131,5)

Gravedad específica de un crudo de 30° API

141,5/(30 +131,5) =  141,5/161,5  = 0,876

A la inversa, si la densidad de dos crudos es de 0,8 y 0,9 gr/ml, esto quiere decir, que cada mililitro de esos petróleos tiene, respectivamente, una masa de 0,8 y 0,9 gramos.

Equivalentes en Grados API:

0,8 gr/ml serían;  (141,5/0,8) – 131,5 = 45,375° API

0,9 gr/ml serían;  (141,5/0,9) – 131,5 = 25,722° API

Las diferencias de densidad, peso específico, gravedad API,  o como quiera medirse la relación masa-volumen de los crudos son  el resultado de su diversa composición química:

Vale la pena recordar que el carbono es el único elemento capaz de combinarse consigo mismo y por eso es el fundamento químico de la vida en este planeta: su inmensa capacidad para establecer enlaces queda reflejada en la multimillonaria variedad de los hidrocarburos vivos.
Los crudos líquidos son un conjunto de mezclas de hidrocarburos fósiles que oscilan, como es obvio, entre los gases y los sólidos: el peso molecular de cada uno de ellos es mayor mientras mayor sea el contenido de carbono  en los elementos que forman esa mezcla: el metano es un gas que contiene una molécula compuesta por un carbono y cuatro hidrógenos.  En el asfalto, los residuales y el coque, se acumulan aquellos hidrocarburos que en su composición tienen una proporción (en peso) mucho mayor de carbono que de hidrógeno, porque predominan en ellos moléculas muy grandes de 30, 40 o más carbonos.

De tal suerte, los hidrocarburos livianos generan, al ser refinados una mayor proporción de productos líquidos valiosos según los patrones de esta civilización automovilístico-petrolera, fundamentalmente la gasolina, el querosén y los gasóleos y una menor proporción de residuales y asfalto. Precisamente a esa valoración mercantil de los crudos es a la que responde la escala de gravedades del American Petroleum Institute.
Esa diversidad de rendimiento es la que se supone que existe cuando se comparan petróleos de gravedades API diferentes y debería ser el sustrato esencial de las diferencias de precios. En un pasado remoto, las desviaciones de esta regla eran bien delimitadas y se podían establecer diferenciales de vigencia histórica: entre un crudo de 34° API y otro de 23° siempre habrá un gradiente de centavos de dólar por grado a favor del más liviano. La evolución general de los precios en el mercado no modificaba la regla, sino la cantidad de centavos por cada grado de diferencia. El carácter de monopolio universal y el dominio del cartel petrolero internacional acentuaban esa uniformidad establecida fundamentalmente según sus particulares intereses corporativos. En ese entonces no se hablaba de “fundamentos del mercado” para referirse a la oferta y la demanda.

Después de los años 70, con las nacionalizaciones en todos los países miembros de la OPEP, la emergencia de nuevos productores independientes y los procesos geopolíticos y socioeconómicos que sucedieron en las dos décadas siguientes, se acentuó lo que en un principio era la excepción y que se llamaba mercado spot u ocasional, el mercado no controlado por el cartel. El petróleo comenzó a cotizarse con más grados de libertad en distintos centros de intercambio mercantil: Nueva York, Londres, Dubai, Singapur. Y no solo para entregas físicas inmediatas o a plazo cierto, sino también como opciones, futuros y toda la larga lista de mecanismos de la financiarización del mercado, hasta llegar a convertirse en lo que es hoy: un commoditie que sirve apenas de justificación material para una espiral de impulsos electrónicos movidos por jugadas especulativas  en torno a expectativas y sensaciones de cortísimo plazo. Ahora, los llamados fundamentos del mercado apenas constituyen  excusas de 88 a 90 millones de barriles diarios sobre los cuales se monta un intercambio virtual de más de mil millones diarios.
 Precisamente, para documentar estas circunstancias, apelaremos a la referencia de los expertos que manejan este mercado y que deben velar por los intereses de sus clientes. Teniendo esto en cuenta citamos un muy didáctico y reciente trabajo de Olivier Abadie de IHS CERA, del cual transcribimos la traducción libre de algunos extractos.


Un cambio de rol en los referentes del crudo:

El futuro del WTI y el Brent
Olivier Abadie,
IHS CERA Director for Downstream Europe
Junio 2011
(Extractos)
Es difícil hallar un crudo de referencia (benchmark) apropiado. Debe de ser uno de calidad aceptable, y tener acceso a un gran mercado refinador, que sea libremente negociable y  sin que lo domine un solo productor o comprador. También debe ser muy liquido para los mercados de papel y entrega física. Desde los años 80, los crudos Brent y WTI han servido como referentes para los mercados petroleros, estableciendo el precio base para el petróleo negociado a nivel internacional. El rol del WTI ha sido recientemente cuestionado debido al impacto que en la formación de su precio han tenido restricciones logísticas que lo han desconectado de los mercados globales, dejando al Brent como una referencia de precio global, aparentemente, mejor.
Marcadores globales: La potencial irrelevancia del Brent
El petróleo es un producto básico esencial, y el mundo necesita un referente (benchmark) para el crudo que permita una asignación de precios robusta. Uno de ellos parece estar en problemas, el WTI; el cual luce desconectado de los mercados globales; incluyendo los mercados estadounidenses, y aquellos donde impera el Brent.
Esta desconexión ha llegado a ser más frecuente y crítica, por lo que un número de refinerías y grandes productores de crudo han dejado de usarlo como un referente. Por ejemplo, entre 2009 y 2010, Arabia Saudita; Kuwait e Irak adoptaron el Índice del crudo acido Argus (ASCI, por sus siglas en inglés) para las ventas de crudo que se negocian en la costa del Golfo en Estados Unidos; dejando de lado el WTI. Por ahora, el Brent no confronta las restricciones que padece el WTI; y muchos lo ven como un reemplazo del WTI.
El Brent ya se ha convertido en el punto de referencia dominante para los mercados físicos, por lo más del 60% del crudo físico negociado en el mundo se transa en base al precio del Brent. En los mercados de barriles de papel, el Brent está emparejando los contratos negociados en base al WTI; sin embargo, podemos vislumbrar una reversión de este rol en la próxima década; debido a que el Brent adolecería de un nivel mínimo requerido de liquidez.
Las cuatro características cruciales de un crudo de referencia
Un crudo de referencia (benchmark) debe ser capaz de ser usado y negociado de manera transparente por la mayor cantidad posible de refinadores a fin de apoyar el desarrollo de un sistema de manejo de riesgo y establecimiento creíble y robusto del precio. Las cuatro características claves de un buen crudo de referencia son:
Calidad aceptable:   Debe ser fácil de procesar, de manera que le permita a muchos refinadores manejarlo y querer comprarlo. Esto excluye; por ejemplo, a los crudos muy ácidos o extrapesados. Tanto el WTI como el Brent; crudos dulces y ligeros, han sido usados como referencias para similares ácidos y pesados. Esta discrepancia ha arrojado dudas sobre su adecuación para representar crudos ácidos y ha llevado; como ha sido el caso para el WTI, a la creación del ASCI, y para el Brent a repetidos intentos por establecer un crudo de los Urales.
Accesible a un gran mercado refinador: Los crudos de referencia precisan de un mercado refinador grande con vías de comunicación de fácil acceso; que conlleven un aumento del número de compradores y vendedores potenciales. A diferencia del WTI; el cual es negociado en un territorio sin vías costeras marítimas, el Brent tiene acceso costero, lo cual señala que en teoría puede conectar con cualquier mercado.
Negociable libremente; sin un productor o comprador dominante: El dominio ejercido por uno o unos pocos productores evitan que los crudos de mayor grado API usen como referente de precio un determinado benchmark. Su negociación también se ve limitada por restricciones en los destinos de embarque; lo cual impide su reventa.
Generalmente, la presencia de un comprador o vendedor dominante reduce la liquidez y aumenta los riesgos de manipulación del mercado.
Alta liquidez: Esta característica es la más importante, ya que aun crudos de una calidad aceptable que sean accesibles y negociados libremente pueden adolecer de suficiente liquidez, como se ha observado en mercados que han fracasado. La liquidez es esencialmente una medida que revela el número de negocios que libremente transan compradores y vendedores independientes. Para ello, se hace necesario garantizar la existencia de un mecanismo eficiente de asignación de precio y bajo riesgo de manipulación. La liquidez general de un crudo de referencia depende de:
La actividad del mercado físico. La liquidez depende primariamente del número de lotes transables; tal como es determinado por los volúmenes producidos de crudo divididos entre el tamaño de las cargas entregadas. A mayor producción y menor tamaño de la entrega, más lotes estarán disponibles para ser negociados. En tal sentido; el WTI  tiene el beneficio de cargas para entregar equivalente a 1000 barriles, mientras que para el caso del Brent; el tamaño correspondiente de las entregas es de 600.000 barriles. De esta manera, en una entrega correspondiente a 50% de crudo Brent; se podrían negociar hasta 300 contratos físicos más de WTI. De hecho, actualmente, menos de dos cargas de Brent  parten desde Sullom Voe, un punto diario de negociación del Brent en el Mar del Norte, lo cual remarca el riesgo de una restricción de liquidez. La liquidez es también una función de cuántas veces cada lote es transado; lo cual depende de la dimensión de la cobertura o uso especulativo de un benchmark determinado.
La actividad del mercado de papel. El desarrollo de un mercado de papel promueve un aumento de la liquidez del nivel de transacción de un benchmark y puede compensar las limitaciones de su mercado físico. En 2010 los volúmenes transados de WTI y futuros y opciones con el Brent, tanto en el NYMEX como en el ICE, alcanzaron aproximadamente 7.000 y 1.000 veces sus respectivos volúmenes transados físicamente. Sin embargo, cuando los mercados de papel superaron los mercados físicos, tal como ocurre hoy día, pueden surgir interrogantes acerca del comportamiento de los mercados de papel (financieros) totalmente diferente a las consideraciones de oferta y demanda que subyacen en el mercado físico.
Los contratos abiertos; los cuales son otro indicador de liquidez han seguido una tendencia de crecimiento. En cualquier caso; una alta liquidez ayuda a mantener la estabilidad del mercado, haciendo más difícil que un comprador o vendedor individual afecte los precios unilateralmente.

Un enlace eficiente entre mercados de papeles y mercados físicos. Estos mercados siempre están vinculados por un mecanismo. Para el WTI, lo representa la facilidad con la cual logran que se negocien contratos cuya entrega física se pauta para realizarse en Cushing (Oklahoma). En el caso del Brent; destaca la convergencia que se observa en el precio y los diferenciales en los tiempos de entrega pautados en el mercado de papel en la fecha mensual de cierre y el mercado forward basado en entrega física.







Históricamente el precio del crudo marcador estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ha superado entre USD/b 1 y USD/b 2 al indicador europeo BRENT, y entre USD/b 7 y USD/b 8 al precio de la Cesta Petrolera Venezolana (CPV). En 2011, ambas brechas se revierten al punto de alcanzar una desconexión sin precedentes y que pareciera estar intensificándose entre el WTI y los otros marcadores internacionales.