miércoles, 31 de diciembre de 2014

Entrevistas y Conferencias recientes y viejas

ENLACES A ENTREVISTAS TELEVISIVAS (Noviembre 2014 - Junio 2015)



Conferencia en el MUCYT,
Mérida Junio 2014

Texto de una entrevista de 2002, 
en Panorama.


Apoyo de OPEP a Ecuador en su conflicto con Chevron (Actualidad RT TV)



Geopolítica y "Fracking" (RT TV)





https://www.youtube.com/watch?v=MqJWxZPxUPQ

Entrevista en La Razón

http://www.larazon.net/2015/01/12/carlos-mendoza-potella-el-panorama-es-de-austeridad/

Entrevista en Telesur
Enfoque Económico  11/11/2014

http://www.dailymotion.com/video/x29vgpl_especialista-habla-de-la-produccion-petrolera-de-venezuela_news


Primera Plana - Globovisión 30/12/2014



https://www.youtube.com/watch?v=VrD3xkxb1Zo&list=PLqFRIr55wNZAwCZw60pEFciAr481yJbkW
Soluciones - Globovisión 

http://globovision.com/las-alternativas-para-enfrentar-la-caida-en-los-precios-del-petroleo-en-soluciones/



Entrenoticias - Globovisión 30/11/2014

http://globovision.com/aseguran-que-venezuela-debe-pasar-por-un-periodo-de-austeridad/


Notiminuto - 30/9/2014

https://www.youtube.com/watch?v=atTl_b79tUU

Conferencia en el MUCYT Mérida 2014 

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=gkXsJ9hzp2Y


¿Que es la renta petrolera? Merida 2014

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=iI9TdoE0nYk





Para la Historia

A propósito de los temas tratados en las 3 anteriores entrevistas, he querido aprovechar el formato entrevista para incorporar una de hace 12 años, en la que se presenta otro aspecto del debate sobre el tema petrolero, que quizás sea el más polémico, puesto que se trata de la incidencia de la confrontación política nacional y no tan nacional, en tanto que manifestación de fuerza de grupos de intereses antagónicos, en la toma de decisiones de políticas económicas y sobre el destino de su industria petrolera. 

En este caso, se trataba de una crónica parcial de los acontecimientos en pleno desarrollo en ese momento: el sabotaje petrolero.

 Entrevista en Panorama, Diciembre 2002


Mendoza: "Un poder petrolero quiere imponer su voluntad"

El exdirector de PDVSA, Carlos Mendoza Potellá, analizó en entrevista del diario Panorama, la reciente actuación de la nómina mayor que adversa al Gobierno Nacional y promueven la paralización de la principal industria del pais. "Ellos se creen el poder omnímodo de Venezuela" expresó el actual embajador de Venezuela en Rusia.
Expresó que existe un poder petrolero liderado por expresidentes de PDVSA y otras industrias extranjeras que pretenden la privatización.

Isaura Rodriguez

Carlos Mendoza Potellá, nombrado embajador de Venezuela en Rusia y director de PDVSA durante el breve período de la junta directiva presidida por Gastón Parra Luzardo, justificó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de ordenar a los empleados de la estatal Petróleos de Venezuela retornar a sus labores.
Al expresar sus opiniones a Panorama acerca de la situación actual, dijo que los gerentes de la empresa han conformado una "casta de fascistas".

¿Cual cree que fue la intención de haber publicado que existía una junta paralela en PDVSA de la que usted era miembro?

Eso fue una provocación. Nos pusieron el estigma de talibanes. Habia interés de descalificarnos, de ponernos en la condición de interventores, de abusadores, de los que se meten donde no deben, de los que hacen lo que no saben. Eso es chantajismo, igual al del hombre que te pone un cuchillo en la garganta y dice que si te mueves, morirás. Ellos paralizan un buque y el culpable de lo que pueda suceder es el gobierno.

¿Cómo observa que los gerentes rebeldes quieren participar en la Mesa de Negociación y Acuerdo?

Ellos se creen el poder omnimodo de Venezuela. Ellos se llamaban meritocracia por oposición a la corrupción política de la Cuarta República. Montaron una barrera para no permitir el ingreso de los que tenian carnets blancos o verdes, pero ahora descubren que la oposición está llena de adecos y copeyanos y entonces dicen que quieren un gobierno de ellos para imponer un programa racista y fascista.

¿Miembros del MVR proponen que en el Código Penal se incluyan sanciones para quienes atenten contra PDVSA, cómo ve eso?

Deberia existir, porque PDVSA es una empresa básica del pais. Lo que está sucediendo no debe volver a ocurrir bajo ningún régimen. Estoy seguro que otro gobierno impedirá que esto vuelva a suceder. No es posible que una gerencia alzada de una empresa pretenda imponerle condiciones al pais. Ellos no son la gente del petróleo, lo somos los 24 millones de Venezolanos.

¿Quiénes cree usted que diseñaron el plan de saboteo, como lo ha calificado el gobierno?

Lo de la junta directiva paralela y lo de Perez Issa eran excusas para provocar a la gente. Despues del golpe de abril se inició un período de paz petrolera, porque muchos de ellos fueron ascendidos y les pagaron los bonos, pero esa paz duró hasta que los convencieron de que la intención del Gobierno era liquidarlos.

¿Usted dijo en una entrevista anterior que expresidentes de PDVSA bucar anular al sector nacionalista, por qué cree eso?

Nosotros vamos a quedar marcados con el estigma de chavistas. Estamos marcados porque el chavismo es nacionalista, de defensa del petróleo, mietras ellos buscan garantizar qué pueden hacer la privatización de la industria petrolera, en nombre de la modernidad, de la atracción del capital nacional.

¿Qué responsabilidad cree usted que tiene Estados Unidos en esta situación?

Estados Unidos simpatiza con esta gente, aunque quiere que salga Chavez, pero por via electoral.

¿Quiénes tienen negocios antinacionales?

José Toro Hardy, Humberto Calderón Berti, Luis Giusti, quien es el capo maximo y Alberto Quiros Corradi, el teórico de la privatización de PDVSA. En nombre del antiestatismo quieren privatizar la industria.

¿Humberto Calderón Berti denunció el interés de vender Citgo, cree usted que el Gobierno tenga esta intención?

No hay interés de vender Citgo, lo que hay es la intención de eliminar la condición de Citgo como sumidero de recursos del pais porque el peor negocio que se ha hecho es la internacionalización. En nombre de tener un mercado garantizado se le dan descuentos de 3 y 4 dólares a Citgo, para que pueda demostrar que tiene ganancias. Citgo no puede ser vendida porque los negocios a largo plazo nos tienen amarrados. Ese fue el mejor negocio del poder petrolero, sencillamente porque las instalaciones de la internacionalización percibieron ingresos en el 2001 de 26 mil millones de dólares, pero las ganancias solo fueron de 638 millones.

¿Quiénes conforman ese poder petrolero, por qué parece usted referirse a él como si fuera otro poder público?

Es un poder privatizante y en él estan la Shell, ExxonMobil, Luis Giusti, Quirós Corradi, Sosa Pietri. Ese poder petrolero está utilizando a Juan Fernandez y a esos muchachos. Los gerentes están siendo utilizados por el poder petrolero, constituído por los caimacanes que diseñaron el golpe petrolero.

Cuando Rodrigez Araque asumió la presidencia de PDVSA anunció que se realizaría una evaluación cuyos resultados se presentarían este mes. ¿Durante la gestión de Parra Luzardo fué propuesta esa auditoría?

La versión de Sosa Pietri de vender mas barriles aunque sea a 2 dólares es una falacia. Cuando los precios estaban cayendo, Luis Giusti dijo que compensarían el efecto con mas producción, eso es echarle más gasolina al fuego para apagarlo. Dos millones se favorecerian por la política expansiva, pero no otros 22 milliones que viven del presupuesto público.

¿Cuánto se han elevado los costos de producción desde la nacionalización hasta la fecha?

De 7 mil a 35 mil millones de dólares en el 2001, ahí están incluídos los costos de la internacionalización. El problema en sí no es la producción de petróleo, sino el conjunto de negocios inviables. Por la vía de los contratos, tercerización y asociaciones se ha provocado un derrame de costos.

¿Cuántos gerentes cree que sobran en PDVSA?

En Caracas hay 4,000 gerentes. La nómina mayor está compuesta por 17 mil empleados. Los de la nómina contraactual son menos de la mitad del total de personal de PDVSA.

¿Como vé la actuación de Unapetrol y Gente del Petroleo?

Hay que preguntarle a la Shell y a Exxon-Mobil si permitirán que sus gerentes se sindicalicen. Los obreros y técnicos tienen derecho a sindicalizarse, pero no los gerentes, si representan al dueño. Se supone que son hombres de confianza y deben hacer cumplir la política del propietario. Tienen sueldos y privilegios por su condición pero están traicionando la confianza que pusieron en sus manos.

Chavez mencionó que, de ser necesario, sería despedido el 80% del personal de PDVSA. ¿Cómo vé ese anuncio?

Si la gente no quiere trabajar, habrá que ver qué se hace. No se puede aceptar que paralicen a la industria petrolera, que hayan chantajistas adentro. Otro Gobierno no aceptaría esto, por ejemplo sale Chavez y viene Salas Romer, si al otro día no le gusta a la gente del petróleo, entonces inmediatamente van a pedir su salida. Ningún Gobierno puede aceptar la existencia de una guardia pretoriana en PDVSA, que es la que pone y quita Césares.

¿Cree que los empleados han sido mas subversivos que saboteadores?

Han sido mas terroristas que subversivos. Una casta de fascistas chantajistas no pueden imponer el destino de este pais. Si ellos se salen con la suya, van a imponer el destino de este pais por siglos.

¿La calificación que les ha dado el Gobierno ha sido ligera?

Ha sido ligera. Ellos son tan terroristas como quien amenaza a alguien con un cañón.

¿Como evalúa la actitud del Gobierno en vista de que hasta ahora se han anunciado mas de 100 despidos?

El Gobierno ha actuado con prudencia. El colectivo esta bombardeado por la prédica de la oposición.

Perfil de Carlos Mendoza Potellá
Economista con Maestría en Economía y Administración de Hidrocarburos de la Universidad Central de Venezuela.
Profesor asociado (jubilado) de la UCV donde dictó clases de Economia y Petróleo durante 28 años. Fué miembro del equipo de investigación, docente y director del postgrado en Economía e Hidrocarburos.
Profesor temporal de la Cátedra Economía Política IV. Docente de Economía y Política Petrolera y Minera. Coordinador del area de postgrados en Ciencias Económicas y jefe de la Cátedra de Políticas Económicas de la Escuela de Economía de la UCV.
Autor de mas de 23 publicaciones y trabajos de investigación en materia petrolera, incluidos un par de libros.
Desde octubre de 2000 hasta febrero de 2002 se desempeñó como Embajador de Venezuela en Arabia Saudita y Embajador concurrente en Bahrein y Omán.
Designado Director de Petróleos de Venezuela durante el periodo febrero-abril de 2002.
Ultimo nombramiento: Embajador en Rusia.









martes, 30 de diciembre de 2014

Petróleo:

¿Nuevas realidades o 

repetición de un ciclo histórico?

Carlos Mendoza Pottellá

El precipitado derrumbe de los precios del petróleo, más de 50 dólares el barril, desde junio a diciembre de 2014, ha hecho surgir un conjunto de hipótesis y pronósticos que, como comentábamos en un trabajo anterior, están matizados por las preferencias políticas y económicas del predictor. Pero lo cierto del caso es que se hace necesario profundizar en el análisis de las causas de ese fenómeno, aún a riesgo de cometer errores, como de hecho hemos cometido, a la luz de la información disponible en el momento, aun a sabiendas de que incorporan componentes de manipulación de los  concurrentes en ese mercado y del sesgo interesado que observamos en el análisis de terceros.

Precisamente, y sin olvidar los pronósticos fallidos del FMI, la AIE, Goldman Sachs o Merryl Linch, debemos referirnos a nuestro propio pronóstico desmentido por la realidad, hace tres meses, expresado en el programa Vladimir a la 1 de Globovisión:

Los precios están el nivel en donde no pueden bajar mucho más. ...dada la circunstancia de los nuevos petróleos que se acaban de incorporar al mercado, este nivel de entre 90 y 100 es algo así como el piso de una cama elástica, es posible que la perfore, es posible que lleguen más abajo, pero inmediatamente van a rebotar…[i]

Esa visión de la inmediatez del rebote partía de la constatación hecha por diversos analistas, según los cuales el costo de producir petróleo “ligero y difícil”, el light tight oil  de los esquistos, así como los de aguas profundas y arenas petrolíferas, se ha convertido en el costo marginal de producción, definido éste como el costo de extraer el último y más costoso barril requerido para satisfacer la demanda. Ese costo está ligado en lo fundamental a los precios de largo plazo. Si los precios caen por debajo de ese nivel, no habrá incentivos para producir esos barriles y la demanda se mantendrá insatisfecha hasta que los consumidores estén dispuestos a pagar más.

Como ahora es evidente, esa visión peca de unilateral y deja de lado los ineludibles componentes geopolítico y especulativo que siempre han acompañado la determinación de la variable precios en el mercado petrolero. De igual unilateralidad pecan, también, los análisis que se centran en la evolución reciente de los “fundamentos del mercado”, oferta, demanda e inventarios y pronostican una larga era de precios limitados por un techo bajo, a nivel de los “costos de equilibrio” de los productores más eficientes del crudo de lutitas norteamericano.

Este es el caso de las proyecciones del FMI para el lapso comprendido entre 2015 y 2019, el cual, en su boletín iMFdirect, publica un trabajo de miembros de su staff que, además de cantar loas a los beneficios que para las tasas de crecimiento de la economía global generará la naciente era de precios bajos, estiman un precio de 70 dólares el barril, con unos desmesurados intervalos de confianza, que oscilan entre un mínimo de 38 dólares el barril y un máximo de 115, para un intervalo del 95% y entre 48 y 85 para el intervalo de 68%, rangos suficientemente amplios como para asegurar, en cualquier caso, que ellos siempre lo anticiparon.


 La realidad de los precios del crudo marcador WTI se sigue moviendo ahora, a finales de diciembre, en torno a su menor nivel en cinco años, 54 dólares el barril, mientras que un reciente trabajo de Goldman Sachs y Bloomberg registra las estimaciones de diversas fuentes que en promedio avizoran un alza paulatina durante el año 2015, hasta alcanzar los 82 dólares en diciembre.[iii]
Al analizar estos escenarios surge la pregunta: ¿Estamos realmente en el inicio de una nueva era de precios bajos o, como refiere el trabajo citado, se trata de uno de los picos de baja de los precios, similares a los que se han producido desde 1984 dentro de una tendencia general ascendente? Las siguientes láminas son de esa publicación.




CMP 30/12/2014






[i] Globovisión, programa Vladimir a la 1, 10 de septiembre de 2014. Reproducido en http://petroleovenezolano.blogspot.com.
http://globovision.com/aseguran-que-citgo-le-ha-dejado-nada-bueno-venezuela/

[ii] http://blog-imfdirect.imf.org/2014/12/22/seven-questions-about-the-recent-oil-price-slump/

[iii] Goldman Sachs Global Investment Research.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

La OPEP mantiene meta de producción:

Una ineludible solución de compromiso

Carlos Mendoza Pottellá

La decisión de la OPEP de mantener inalterada su meta de producción para el próximo año puede ser evaluada desde distintas posiciones, de manera abiertamente interesada y contradictoria: unos evaluándola como una derrota de la voluntad de defender los precios y prediciendo una prolongación en el mediano plazo de las actuales circunstancias de precio, con catastróficas consecuencias para Venezuela y otros, considerando que mantener esa meta en 30 millones de barriles diarios, que de por si implica una reducción de los niveles actuales de la producción conjunta, que se encuentra por encima de los 31 millones, puede convertirse en una señal de que los miembros de la Organización están apostando por una disciplina que les permita estar en mejores posiciones en el mediano plazo. Ambas predicciones puede estar preñadas de los deseos de los predictores y por ello es indispensable intentar un análisis que evalúe, con el menor sesgo posible, todos los factores involucrados
Lo cierto del caso es que esa decisión está enmarcada en una realidad muy compleja, resultado de la confluencia de factores contradictorios que han producido una sobreoferta de crudos desde 2012 y acentuada en lo que va de 2014, llegando a finales de noviembre a una brecha de 1 millón 200 mil barriles diarios. Consecuentemente, los países consumidores han acumulado inventarios que alcanzaron recientemente la cota de los 8.000 millones de barriles, equivalentes a más casi 90 días del consumo global.







Todo ello es el resultado de la creciente producción del petróleo de lutitas de los Estados Unidos, casi 4 millones en los últimos tres años, la recuperación de la producción Libia, que ha incorporado más de 600 mil barriles diarios en el último año y el incremento de la producción saudita  desde 11,3 millones de b/d en 2012 a más de 12  a mediados de noviembre de este año. Y esto, frente a lo que la AIE considera factor principal de la caída de los precios: una demanda más débil que la esperada, generada por un también débil crecimiento económico.
Ya para finales de noviembre, en medio del impacto generado por la decisión de la OPEP el 27 de ese mes, las cotizaciones de los principales marcadores se desplomaron aún más, al perforar, en el caso del WTI la barrera de los 70 dólares.
Con todo, los factores generadores de esta evolución no se encuentran solamente en el ámbito de los fundamentos del mercado, una mera relación volumétrica entre oferta, demanda e inventarios. Por el contrario, los rumbos de la especulación financiera, las motivaciones geopolíticas y  las perspectivas energéticas globales, son campos donde hay que hurgar para conseguir una mayor fundamentación del fenómeno precio.
La geopolítica, por ejemplo, es la fuerza que mueve a la industria petrolera desde su emergencia como combustible del aparato militar de las grandes potencias desde la Primera Guerra Mundial y la que determinó la imposición de los hidrocarburos líquidos ultra baratos como base de la civilización automovilístico petrolera surgida con el fin de la Segunda. A mediados de los años 70 de Siglo pasado, la “seguridad energética” se convirtió en consigna de los países agrupados en la OCDE, la cual los llevó a constituir un organismo (la Agencia Internacional de Energía) para la defensa de los intereses de los grandes consumidores frente a decisiones de los exportadores agrupados en la OPEP, con políticas de estímulo al ahorro energético, vía eficiencia y la búsqueda de petróleo en cualquier parte del mundo fuera del área de esa Organización..
Desde esa década, los precios del petróleo se mantuvieron en una banda que, salvo oscilaciones ocasionales, vinculadas con incidencias bélicas, no superaron los 30 dólares del barril. Durante todo este proceso se determinó la existencia de crudos que, dados tales niveles de precios, se consideraban “marginales” y, en algunos casos, económicamente no explotables a cabalidad: las arenas petrolíferas de Canadá, los esquistos bituminosos de Colorado, la Faja petrolífera del Orinoco y los petróleos de aguas profundas.  Sólo hace diez años, en 2004, se percibió que la emergencia de dos gigantescos nuevos consumidores, China y la India, hacía insuficiente la producción disponible, porque la persistencia de bajos precios no había estimulado a la inversión para el desarrollo de nuevas áreas y calidades de petróleo. Tal fue uno de los agentes generadores del paulatino y creciente incremento que condujo a la variable que estudiamos a los niveles de prevalecientes hasta junio de este año de cien y más dólares el barril.
Junto con ese movimiento de los precios se produjo la incorporación de los mencionados nuevos petróleos, que desde entonces dejaron de ser marginales y comenzaron a formar parte de la oferta normal del mercado. Uno de esos crudos, el originado en las rocas madres, o lutitas de las áreas sedimentarias norteamericanas, está jugando un destacado papel, por cuanto ha permitido revertir la tendencia a la declinación de la producción de los Estados Unidos, la cual había caído hasta 6 millones de barriles diarios en 2008 y que hoy alcanza una cifra cercana a los 10 millones.
Como ya dijimos, todo ese proceso está mediado por las manipulaciones de distinta índole y sentido de los grandes casinos especulativos de opciones y futuros y las movidas tácticas y estratégicas de los grandes poderes mundiales, en donde no podemos dejar de mencionar la beligerancia de la política norteamericana contra Siria, Irán, Rusia y Venezuela.
Simultáneamente, los conflictos internos en el Medio Oriente, depositario de casi el cincuenta por ciento del petróleo del mundo, tienen una gran diversidad de desencadenantes que se agregan, combinan y contraponen con las políticas de los poderes foráneos, en donde se pueden destacar los enfrentamientos sectarios entre sunitas y shiitas, con su telón de fondo árabe-israelí y la pugna por el liderazgo regional e islámico entre Arabia Saudita e Irán.


CMP, Dic 2014.